A A A

web en català (inici)

web en castellano (inicio)

web in english (home)

Ajuntament de Tortosa - Bítem

Clementina de Bítem

Feria de la Clementina de Bítem

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Las mandarinas se caracterizan nutricionalmente por su contenido en vitaminas y en minerales, lo que las convierte en un alimento con una elevada densidad nutricional. En su composición destacan principalmente la vitamina C, la provitamina A (betacarotenos), el ácido fólico, el potasio y el magnesio.

La ingesta de dos mandarinas cubre el 100% de las recomendaciones de vitamina C. Esta vitamina favorece la absorción del hierro de los alimentos e interviene en la formación del colágeno. Su deficiencia determina la aparición de hemorragias, especialmente de los vasos de pequeño calibre ya las encías.

Durante la gestación, la lactancia y en los fumadores sus requerimientos aumentan. Dada la incapacidad de las personas de sintetizar la vitamina C, es indispensable consumirla mediante los alimentos.

Respecto a los cítricos, la mandarina es una de las frutas que presenta más betacarotenos en su composición. En nuestro organismo los betacarotenos se convierten en vitamina A y junto a la vitamina C cumplen una función antioxidante. Los antioxidantes combaten la acción nociva de los radicales libres, substancias responsables del desarrollo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares, cánceres y también el envejecimiento prematuro de la piel.

La mandarina es una fuente de fibra, esencial para estimular la movilidad intestinal y evitar así el estreñimiento. Gracias a su alto contenido en agua, potasio y magnesio, se recomienda su ingesta para reponer los minerales perdidos después de practicar cualquier actividad física.

A parte de su rico contenido en potasio y magnesio como son pobres en sodio son altamente recomendables para las personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones cardíacas. Su alto contenido en agua y su escaso contenido en azúcares las convierten también en un alimento ideal dentro de cualquier dieta hipocalórica debido a su alta densidad nutricional y su baja densidad energética, es decir, que aportan muchos nutrientes y muy pocas calorías.

Las mandarinas clementinas son una fruta ideal para los niños, gracias a su agradable dulzura, su escaso sabor ácido y su alto porcentaje en jugo, la falta de semillas y la facilidad para consumirlas. En definitiva, para toda la población, las propiedades y virtudes nutritivas y preventivas de las mandarinas las convierten en una fruta de buena elección.

Clementina de Bítem - correo electrónico

Comerç de Catalunya

Valid HTML 4.01 Strict

¡CSS OK!